Ya hemos contado que el dossier es un elemento imprescindible para vender tu obra de teatro. En un post anterior ya hablamos de las características que tiene que tener.

Sin embargo, un defecto bastante común es el de tener un sólo dossier que enviamos a todo quisqui, sin tener presente qué información es la que necesita o quiere tener.

Dossier para el programador

El objetivo de este dossier es que el programador se entere cómo es la obra, si le cabe en su teatro, etc. Es un dossier que tiene que tener una sinopsis clara, en la que se explique qué pasa en la obra. No lo que se quiere decir ni porqué se hace ese montaje. Esto se cuenta en la nota de dirección.

En este dossier hay que incluir siempre la ficha de la obra, con el género, la duración, el tipo de público, la superficie mínima de escenario y el tiempo de montaje y desmontaje.

Además de los requerimientos técnicos y el plano de luces.

Sé escueto y claro con la información que proporcionas. Muy especialmente con las biografías. No es necesario poner la vida y milagros de la persona.

Dossier para la prensa

A la prensa, sin embargo, sí que tenemos que contarles y explicarles más cosas. Podemos extendernos más en las notas de autor, director, sinopsis, biografías, etc.

Importante, no incluyas la parte técnica del montaje, ya que a un periodista esto no le aporta nada. Y si no está, te lo agradecerá.

Incluye fotos más artísticas y de mayor calidad.

En definitiva, dale información para que tenga cosas suficientes para contar en la reseña.

Dossier para buscar patrocinadores

Un último dossier que necesitamos tener si vamos a buscar financiación a través de patrocinadores. Aquí lo que tienes que transmitir es qué beneficio va obtener el patrocinador con tu espectáculo.

Lo más habitual es que quieran ser vistos por mucha gente. Por lo tanto, háblales de a qué teatro vas, el número de butacas, los días que tienes bolo, etc. Háblale del éxito que has tenido con otros montajes y del éxito que han tenido montajes similares al tuyo.

Y no se te puede olvidar poner las acciones de comunicación y publicidad que vas a realizar.

 

Y, no se te olvide nunca, dale un formato atractivo y fácil de leer. Por muy bueno que sea el espectáculo que estás presentando, si no lo cuentas de la manera adecuada, será muy difícil que un programador se interese por el espectáculo.

 

En Metidos en Obras podemos ayudarte.